logo-1.png
Deloitte-ES-redes-electricas-2018.jpg

La transición energética plantea nuevos retos para las redes eléctricas, que deberán ser capaces de integrar nueva capacidad no gestionable, permitir la recarga inteligente de millones de vehículos y facilitar una participación activa de la demanda a través de instalaciones de autoconsumo.

 

Para ello, serán necesarias inversiones en modernización, digitalización y automatización de la red eléctrica y una planificación integral que coordine las inversiones en la transición.

 

¡Descubre los nuevos retos para las redes eléctricas!